Por qué pago impuestos en España teniendo otras opciones más baratas

Tributar en España

En mi caso, que prácticamente vivo viajando, no tendría por qué darme de alta de autónomo en España, al no pasar aquí más de 183 días al año y podría acogerme a otras opciones más económicas.

Hay algunos blogueros muy famosos que defienden a capa y espada el darte de alta en países como Irlanda o Andorra, por la alta carga impositiva que supone estar dado de alta como autónomo en España.

Personalmente no defiendo esa visión de tratar de escapar a la Hacienda de tu país a toda costa. De hecho, yo siempre pensé que en el momento en el que mi economía y las condiciones me permitan darme de alta en España, lo haría, y así lo estoy haciendo desde principios del 2018.

He viajado mucho e incluso he vivido en países como Filipinas, Indonesia, Reino Unido, Irlanda, Alemania y como no, en España.

Y tengo que decir que de todos, creo que el que mejor calidad de vida ofrece es sin duda España.

Vengo de una familia desestructurada de clase media (aunque con una gran madre que me ha enseñado como nadie a ganarme las cosas por mi cuenta), he estudiado en colegios públicos, he utilizado varias veces la sanidad pública, aquí es donde mejores carreteras he conducido y aunque en su día he vivido la crisis de pleno y he llegado a estar en situación de desesperación por no tener dinero, ni trabajo, finalmente he podido salir adelante y nunca me faltó un techo o plato de comida (mi madre también cocina muy bien).

Con esto no quiero decir que nuestros políticos sean los mejores, de hecho creo que la corrupción política es una de las principales lacras de nuestro país y nos harían un gran favor si pensaran más en el pueblo que en sus partidos.

Pero creo que sería injusto, ahora que lo tengo todo, ahora que he podido salir adelante, gracias en gran parte a este sistema, decir que me niego a pagar impuestos porque me los roban.

Quiero que mi país sea mejor que el que en su día me dio la oportunidad de salir adelante, aunque fuera incluso teniendo que salir de él.

El mal ejemplo que suponen mis políticos, no será una excusa ni un impedimento para tratar de poner mi granito de arena en forma de impuestos, incluso aun cuando veo que se reparten de una forma que a mi no me gustan.

Siempre recuerdo algo que un amigo me dijo en su día y con lo que no estaba de acuerdo e incluso me cabreaba, pero cada día lo comparto más:

Los políticos no son más que un reflejo de la sociedad.

Se pelean igual que nosotros en el bar, lo malo que ellos cobran por eso.

Soy feliz, con lo que gano me permite seguir trabajando en lo que me gusta y pagar más o menos impuestos no supondrá un gran cambio en mi vida.

No quiero que en el futuro no haya una escuela pública ni una sanidad de calidad. Y lo tengo tan claro porque he visto y he vivido en países que no tienen eso. En donde hay niños de 5 años descalzos vendiendo tabaco suelto a extranjeros a altas horas de la mañana, familias durmiendo en las calles y te puedo decir que eso, se llega a normalizar y la misma gente que lo normaliza, quiere que cambie, pero creen que no está en sus manos. Se quedan tranquilos con colaborar de vez en cuando con una ONG.

Los impuestos son para crear un sistema fuerte que no permita eso y son necesarios, para crear un mundo más justo en el que todo el mundo encaje.

Así que en vez de quejarme y buscar excusas autocomplacientes para justificar el pagar el mínimo de impuestos y así tener más dinero, el cual tampoco es que me haga tanta falta, una vez he podido cubrir mis necesidades básicas, prefiero darme de alta de autónomo en España.

Y esto no lo hago por construir una España grande y libre, sino por al menos dar ejemplo a los que me rodean, aunque sea el raro y a veces me tomen por tonto, pero creo que es la única forma de empezar a cambiar esta sociedad de la que tanto nos quejamos y en la que todos y no solo los políticos, podemos hacer un poquito más.

Hacer un poco más, no para hacer un gran país, sino para crear un mundo mejor.

 

También te puede interesar

4 comentarios

  • Estupendo artículo, Andrés!
    Lo comparto 100%.
    A mi también me da mucha rabia que los políticos roben y que las grandes empresas se evadan de pagar sus impuestos, pero ciertamente, si todos usáramos como escusa esto para no pagar nuestros impuestos éste país perdería la calidad de vida que ofrece y perderíamos muchos privilegios que no valoramos, como la sanidad pública.
    Buen trabajo compañero, me alegro que te vaya bien.
    Un abrazo!

    • Si ganara 100.000€ al año, pagaría 35.563,50€ de IRPF + 3.399,60€ en cuotas de autónomo, casi 39.000€, un 39%. Me quedarían limpios más de 5.000€ al mes. Estaría tanquilo con eso 🙂

Deja un comentario